sábado, 31 de enero de 2009

2 DE FEBRERO DIA DE LA VIDA CONSAGRADA



Llena de gracia



¿Qué es la "gracia"? -.


Gracia es el don o auxilio gratuito y sobrenatural de Dios por el que, respondiendo a su llamada, El nos prepara para ser adoptados como hijos en su Hijo por el Bautismo, nos hace participar de su misma naturaleza y nos constituye en herederos de la vida eterna. De manera sencilla, podemos decir que la gracia es la acción de Dios acercándonos a Él para que seamos sus Hijos.


Gracia santificante o habitual:


Cualidad sobrenatural, inherente a nuestra alma, que nos hace partícipes real, formal, pero accidentalmente, de la naturaleza y de la vida divina. La gracia santificante es un don habitual, una disposición estable y sobrenatural que perfecciona al alma para hacerla capaz de vivir con Dios, de obrar por su amor; la gracia habitual es disposición permanente para vivir y obrar según la vocación divina. Un autor contemporáneo, para expresar la idea de que la gracia es una vida nueva, la compara a un injerto divino introducido en el tronco silvestre de nuestra naturaleza, y que se junta y combina con nuestra alma para constituir un principio vital nuevo, y, por ende, una vida de orden mucho más elevado. Mas, así como el injerto no comunica al tronco silvestre toda la vida de la esencia o sustancia de donde la tomó, sino solamente algunas de sus propiedades vitales; tampoco la gracia santificante nos da toda la naturaleza de Dios, sino solamente alguna cosa de su vida que para nosotros constituye una vida nueva; participamos de la vida divina, pero no la poseemos por entero. Esta divina semejanza prepara al alma para una unión muy íntima con la Santísima Trinidad que en ella mora.




- Hace capaz de creer en Dios, de esperar en él y de amarlo mediante las virtudes teologales;- Concede poder vivir y obrar bajo la moción del Espíritu Santo mediante los dones del Espíritu Santo;- Permite crecer en el bien mediante las virtudes morales.


La gracia actual:


Es un auxilio sobrenatural y transitorio que Dios nos da para iluminar nuestro entendimiento y fortalecer nuestra voluntad en la producción de actos sobrenaturales.a) Obra directamente sobre nuestras facultades espirituales, entendimiento y voluntad, no solamente para elevarlas al orden sobrenatural, sino también para ponerlas en ejercicio, y hacerlas producir actos sobrenaturales. Pongamos un ejemplo; antes de la justificación, o sea la infusión de la gracia habitual, nos hace ver la malicia y los tristes efectos del pecado, para que lo aborrezcamos. Después de la justificación, pone ante nuestros ojos, con la luz de la fe, la infinita hermosura de Dios y su misericordiosa bondad, para que le amemos de todo corazón.b) Pero, además de estas gracias internas, hay otras que llaman externas, las cuales, obrando directamente sobe nuestros sentidos y facultades sensitivas, llegan hasta nuestras facultades espirituales, tanto más cuanto que muchas veces van acompañadas de verdaderos auxilios internos. La lección de las Sagradas escrituras o de algún libro espiritual, el oír un sermón, o un trozo de música religiosa, una conversación de cosas de espíritu son gracias externas: no fortalecen la voluntad, pero producen en nosotros impresiones que excitan el entendimiento y la voluntad, y lo mueven hacia el bien sobrenatural. Por otra parte, Dios juntará con todo esto muy a menudo mociones internas, las cuales, iluminando el entendimiento y fortaleciendo la voluntad, nos ayudarán a convertirnos o a ser mejores. Esto es lo que se deduce de un pasaje del libro de los Hechos, que nos presenta al Espíritu Santo abriendo el corazón de una mujer llamada Lidia, para que escuche la predicación de S. Pablo.


Su modo de obrar:


a) La gracia actual obra en nosotros moral y físicamente: moralmente, por medio de la persuasión y de la atracción, como la madre que, para ayudar a su hijo a andar, le llama cariñosamente y le atrae hacia sí con la promesa de un premio, físicamente, comunicando fuerza nueva a nuestras facultades, bastante débiles para obrar por sí mismas, a la manera que la madre coge a su hijo del brazo, y le ayuda, no solo con la voz, sino también con el gesto y la acción a dar algunos pasos.b) Si consideramos otro de los aspectos de la gracia, vemos que ésta previene nuestro libre consentimiento, o le acompaña en la realización del acto. Por ejemplo cuando nos viene el pensamiento de hacer un acto de amor de Dios, sin haber hecho yo cosa alguna para suscitar en mí tal pensamiento: es una gracia preveniente, un buen pensamiento que Dios pone en mí; si le acojo bien, y procuro hacer el acto de amor, lo hago con el auxilio de la gracia concomitante. -Semejante a esta distinción es la de la gracia operante, por la que Dios obra en nosotros sin nuestra directa colaboración; y la de la cooperante, por la que Dios obra en nosotros con nuestra libre colaboración.


Tomado del excelente sitio web CORAZONES.ORG.


Mária, ¡Llena de gracia!


Ruega por nosotros




1 comentario:

Mundy dijo...

Queremos compartir con vosotros algo que para nos alegra y es de buen cristiano, no guardarse las cosas buenas, ya que lo bueno compartido es doblemente bueno.
Hemos llegado a nuestras primeras 3.000 visitas, algo inesperado para nosotros que nos ocupamos de una clase muy especial de católicos, los divorciados en nueva unión.
Desde La Barca, nuestro blog, intentamos testimoniar con nuestras vidas las enseñanzas de la Iglesia y a pesar de nuestra imposibilidad de acceder a Jesús Sacramentado, seguimos tratando de ser lo mejor cristianos que nuestras debilidades y tropiezos nos permiten.
Sabemos que 3.000 visitas no es mucho, pero es lo que tenemos y lo disfrutamos, quizás un día sean algunas más.
Mientras nos preparamos para el Día Internacional de los católicos Divorciados en Nueva unión, que se celebrará en todo el mundo el 1º Domingo de Mayo, les gradeceremos vuestras oraciones, las que desde ya descontamos, por las intenciones de tantos que por su “unión irregular” se encuentran alejados de la Iglesia o no se muestran del todo amigos con lo fundamental cristiano.
Los blogs católicos quizás puedan servir para como elementos modernos de evangelización y considerando que el Cielo no está exclusivamente reservado para los puros y perfectos, les agradeceremos que nos ayuden a que encontremos un lugar.
Gracias por compartir con nosotros este momento.

Mundy
labarca@ymail.com
www.labarcaglobal.blogspot.com
Blog hecho por y para divorciados en nueva unión de todo el mundo, sin más aspiraciones que servir.