lunes, 16 de agosto de 2010

SANTA BEATRIZ DE SILVA

FUNDADORA DE

LA ORDEN CONCEPCIONISTA
Dia 17 de agosto


Los tres amores de Beatriz
La Eucaristía, la pasión de Cristo y María Inmaculada.


La joven Beatriz, anhelosa de agradar a Dios más que a los hombres, no le hacía gran mella el mundo de ilusiones y esperanzas de la Corte.


Desprendida de las cosas de la tierra, los bienes de que disponía, los repartía entre la caridad, debida a los pobres y el culto debido a Dios.


Embellecía a Beatriz cuanto puede hacer amable a una doncella: Virtud y hermosura. La “historia” dice que además de venir de sangre real, era muy graciosa doncella y excedía a todas las damas de su tiempo en hermosura y gentileza.


Alternaba la vida contemplativa con la activa. A las horas de trato íntimo con Dios seguían otras de atención a los semejantes, en especial a las enfermas o necesitados. Practicando así la virtud de la paciencia y de la piedad.


La estrella en Beatriz


. Y al apagarse, como un blanco cirio, su vida, una fulgurante estrella embelleció su frente. Era el sello que imprimió la Virgen Inmaculada a la vida de su fidelísima sierva Beatriz.


La vida de Beatriz se había extinguido a la luz de este mundo, pero circundada de luz celestial.


Santa Madre Beatriz, ruega por nosotros.

1 comentario:

H. Isaqui dijo...

Sor Purísima paso por aquí para desearte feliz día, mañana te tendre muy presente, un abrazo