sábado, 6 de mayo de 2017

7 DE MAYO DE 2017 – IV DOMINGO DE PASCUA

Domingo “del Buen Pastor”



Jornada Mundial de oración por las vocaciones

ORACIÓN
Señor Jesús, Tú que saliste al encuentro de unos caminantes decepcionados y tristes, anima nuestros corazones con la fuerza de tu Espíritu;
haz que te recordemos más, que compartamos tu palabra, repasemos tu vida y ahondemos en tu proyecto;
que no tengamos miedo de recorrer ese camino que conduce al corazón, que nos abre los ojos para poder verte, seguirte y hacer de nuestro camino un lugar de encuentro y diálogo donde otros muchos también sueñen con una vida plenamente humana, renovada, alegre;
y que así seamos para nuestros hermanos, con la ayuda de tu gracia, instrumentos de salvación.
Amén.


domingo, 16 de abril de 2017

¡ALELUYA! ¡ALELUYA!

DOMINGO DE RESURRECCIÓN 2017



¡ALELUYA! ¡ALELUYA!

¡¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!!

¡ALELUYA!

"HA RESUCITADO"

¡ALELUYA! ¡ALELUYA!



miércoles, 12 de abril de 2017

SEMANA SANTA

JUEVES SANTO



"HIJITOS MÍOS,

AMAOS LOS UNOS A LOS OTROS"



domingo, 5 de marzo de 2017

CUARESMA 2017

Volved a mí de todo corazón (Joel,2,12-18)




Una nueva oportunidad. Siente que Dios te grita hoy en el corazón: “Vuelve a mí”. Quizás no seas capaz de escuchar esa voz porque te dices: “¿De dónde tengo que volver yo? ¡Yo estoy bien como estoy! ¡Yo me siento bien!”. 
Te entiendo. Descubrir que hay otra manera de ser y de vivir, que hay cosas que podemos y tenemos que cambiar como creyentes no lo descubrimos si no nos lo descubren..., si no nos habla la Palabra de Dios. Hay cosas que “no son de cajón”. Lo de Dios “no es de cajón”. Lo de Dios es de susurro, de sensibilidad, de no vivir en superficialidad. Lo de Dios se percibe mejor cuando se vive con el corazón. Como sólo vivas con los ojos y con el bolsillo... no descubrirás a Dios. 
Hay gente que no descubre que necesita dar más cariño, más tiempo, más detalles, más palabra, más besos, menos gritos a los de casa y a quien llama mujer o marido y a los hijos... Hay gente que no se da cuenta de que existen otros que necesitan algo más de nuestro corazón... Hay corazones que sufren porque los nuestros se hacen un poco de piedra... 
Nos parece que estamos bien, y nos disculpamos o justificamos diciendo: “Es que yo soy así”... A lo mejor poco a poco te has hecho así, pero antes no eras así; en todo caso, puedes ser de otra manera. Estás llamado, invitado a ser de otra manera, más humana, más divina. Por delante tienes 40 días para escuchar: “Vuelve a mí de todo corazón”. “Vuelve a mí con todo el corazón”. “Vuelve también a tu corazón”. “Vuelve a habitarte”. 

Señor, que con tu amor paternal gobiernas el mundo, te rogamos que todos los hombres a quienes diste un idéntico origen, constituyan una sola familia en la paz y vivan siempre unidos por el amor fraterno.
Reflejos de luz

miércoles, 8 de febrero de 2017

CARTA DE UN SACERDOTE A LOS JOVENES


La razón de mi carta es para confiarte mi reacción ante la escasez de vocaciones.
La PRIMERA es la de haber sentido una llamada personal a la fidelidad y entrega en la vocación que gratuitamente he recibido sin merecerla y unido a esto a «redoblar» mi oración por esta fidelidad en los seminaristas, sacerdotes y religiosos y por las vocaciones consagradas en la Iglesia.
La SEGUNDA es la de no callarme y hacer una invitación a todos los jóvenes que conozco a que os planteéis en serio la posibilidad de la llamada al sacerdocio y a la vida religiosa.
Recuerdo cuando tenía 15 años que mi Director Espiritual siempre nos decía a los jóvenes... ¿si no salen de aquí las vocaciones de donde van a salir? Aquello me hacía plantearme en la oración ...¿estas palabras irán por mí?
Pienso que hay muchos jóvenes cristianos, comprometidos, que no se plantean en serio esta posibilidad. Dan como por supuesto que no va con ellos... antes de haberse parado a pensarlo en serio... Y es tan grande la mies...
Está claro que este planteamiento en serio solo es posible si uno tiene horizontes de eternidad, si lucha por vivir en gracia, hace Ejercicios, tiene celo por llevar a Jesús a los demás, reza a diario y se pone en serio delante de la Cruz y el Sagrario a preguntarle a Jesús ¿Qué quieres de mí? en actitud de disponibilidad a lo que Él pueda querer, poniendo un cheque en blanco ante su presencia para que EL ponga lo que quiera.
Por eso desde esta preocupación porque en la Iglesia no dejen de haber sacerdotes, religiosos y religiosas que sean "sal de la tierra" y "luz del mundo", te invito a que reces más, a que te encuentres de corazón a Corazón con Jesús y le preguntes ¿Señor, qué quieres de mi?...
 Y la TERCERA llamada que he sentido es a pedirte que pidas y hagas que otros pidan a que haya muchos jóvenes de entre vosotros que sean valientes y generosos para dejarlo todo para seguir de cerca al Señor en el sacerdocio o la vida religiosa.
Este amigo cura que te escribe y lleva ya casi 23 años ordenado quería hacerte esta confidencia...Y con el corazón en la mano te dice...¡Vale la pena entregar la vida entera por la causa de Cristo y su evangelio!... Como nos dijo San Juan Pablo II en Madrid: "Si sientes la llamada del Señor en tu interior, se generoso, no la acalles"
Gracias por leerme. Reza por mí y por todos los sacerdotes y consagrados. Yo lo hago por ti a la Virgen en el 4° misterio del rosario de todos los días (incluyo a todos los jóvenes) La Señora cuida de todos sus jóvenes y os muestra el camino para llegar a Jesús.
Puedes pasar este correo a todos los amigos que pienses que les pueda hacer bien.
Que Dios te bendiga
Un sacerdote catalán