miércoles, 14 de agosto de 2019

17 de agosto Santa Beatriz de Silva



Orden de la Purísima Concepción
 CINCO SIGLOS EN REGLA

La Regla concepcionista, nos señala la experiencia privilegiada de santa Beatriz de Silva, el camino de seguimiento a Cristo y a María Inmaculada por el cual el Espíritu Santo la guio, y expresa oficialmente en la Iglesia la existencia de la OIC, su carácter, su identidad, su misión. En un lejano 1511 la autoridad de la Iglesia vio en ella la expresión escrita de un nuevo carisma en su seno. Al aprobarla reconoció ese carisma como un regalo que Dios hacía a su Iglesia y con ella a todos.
_____________
Beatriz descubrió, a través de María, el valor de la consagración total a Dios. Se reservó en exclusivo para Él y decidió vivir en ocultamiento voluntario, para dar respuesta a una llamada conscientemente aceptada y que le permitía vivir, en María Inmaculada, la revelación de quién es Dios y cómo actúa en la historia concreta de la humanidad, en y desde lo pobre y humilde de la tierra. Permaneciendo atenta en la escucha de la Palabra, dejándose trasformar por ella, como María, entendió que esto lo tenía que desarrollar en clave de Fiat, del ‘Hágase en mí’; actitud que adoptó desde la búsqueda de la voluntad de Dios como tarea, adentrándose en la espiritualidad del abandono, la escucha y la confianza. Esta inspiración, fue trasvasada por Beatriz a sus compañeras que, junto con ella, iban configurando la forma de vida que fuese cimiento para las normas canónicas en que la Iglesia la asentase la Orden de la Inmaculada Concepción.
Ministro general OFM

miércoles, 26 de junio de 2019

14 CONCEPCIONISTAS FRANCISCANAS MARTIRIZADAS


FUERON MARTIRIZADAS EN LA GUERRA CIVIL
14 mártires concepcionistas franciscanas son beatificadas en Madrid
La Eucaristía de beatificación tuvo lugar a las 11:00 horas en la Catedral Santa María la Real de la Almudena y fue presidida por el Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Cardenal Angelo Becciu.
(Gaudium PressMadrid fue testigo hoy sábado 22 de junio de la ceremonia de beatificación de 14 mártires concepcionistas franciscanas que fueron asesinadas durante la Guerra Civil Española. La Eucaristía de beatificación tuvo lugar a las 11:00 horas en la Catedral Santa María la Real de la Almudena y fue presidida por el Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Cardenal Angelo Becciu.
Concelebraron con el purpurado el Arzobispo de Madrid, Cardenal Carlos Osoro; el Arzobispo de Valladolid y Presidente del Episcopado Español, Cardenal Ricardo Blázquez; el Arzobispo Emérito de Sevilla, Cardenal Carlos Amigo, OFM; el Secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica; Mons. José Carballo, OFM; el Arzobispo de Toledo, Mons. Braulio Rodríguez; además de otros obispos españoles y unas 200 religiosas franciscanas concepcionistas del mundo.
En el momento de la proclamación de las hermanas mártires como beatas se desplegó un gran tapiz con las imágenes de las 14 religiosas, que es la reproducción del cuadro que pintó para la ocasión el artista granadino Luis Ruiz. Este tapiz se podrá apreciar en la capilla que se dedica a las beatas en el protomonasterio de las concepcionistas franciscanas de Toledo.
El pasado 15 de enero de 2019 el Papa Francisco autorizó el decreto de martirio de la Madre María del Carmen Lacaba y 13 religiosas concepcionistas franciscanas que dieron su vida por la fe en la España de los años 30 del siglo pasado.
10 de ellas pertenecían al monasterio de San José, comunidad madrileña, 2 a la comunidad de El Pardo, también de Madrid, y otras 2 a la comunidad de Escalona en Toledo.
Las mártires de San José, son las hermanas Sor María Petra Pilar de los Dolores, Sor María Eustaquia de la Asunción, Sor María Balbina de San José, Sor María Guadalupe de la Ascensión, Sor María Beatriz de Sta. Teresa, Sor María Clotilde del Pilar Campos Urdiales, Sor María del Santísimo Sacramento, Sor María Juana de San Miguel, Sor María Basilia de Jesús Díaz Recio; además de la Madre María del Carmen.
El martirio de este grupo ocurrió el 7 de noviembre de 1936 cuando las monjas, al ser expulsadas de su monasterio, se vieron obligadas a refugiarse un piso situado en la Calle Francisco Silvela de Madrid. Una mujer del edificio vecino las denunció y todas fueron sacadas del lugar y montadas en un camión. Nunca se supo de su paradero.
Por su parte las mártires de El Pardo son, la Madre Inés de San José y Sor María del Carmen, encontraron la flor del martirio el 22 de agosto de 1936. Las religiosas también fueron expulsadas de su monasterio. Tras permanecer ocultas en varias viviendas, fueron halladas por los milicianos quienes las llevaron por la carretera de Aragón hasta Vicálvaro, donde fueron fusiladas. Sus cuerpos se encotnraron el 24 de mayo de 1939. Tiempo después sus restos se trasladaron al protomonasterio casa madre de Toledo, donde se veneran en la actualidad.
Las mártires de Escalona, Toledo, que dieron su vida en octubre de 1936 son la Madre María de San José Ytoiz y Sor María de la Asunción Pascual. Ambas, junto con otras hermanas de su comunidad, se vieron igualmente obligadas a dejar el monasterio. Las interrogaron y presionaron para que renegasen de su fe. Ante la negativa de todas, fueron llevadas a la cárcel que había sido habilitada en un convento de capuchinas. La comunidad regresó luego al convento de Escalona, menos la abadesa, Madre María, y la hermana María de la Asunción, que fueron fusiladas.
El proceso de Beatificación de las 14 mártires comenzó en junio de 2002, clausurándose la fase diocesana en febrero de 2010.
Con información de la Archidiócesis de Madrid.
Archivado en: BeatificacionesMadridEspaña


Hacer clic en este enlace para ver el video de la Beatificación



miércoles, 1 de mayo de 2019

MES DE MAYO



Saludemos a María


Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo

 un Dios se recrea en tan graciosa belleza. ATí 

Celestial Princesa, Virgen Sagrada María, te ofrezco 

desde este día, alma, vida y corazón, míranos con 

compasión, no nos dejes Madre mía.


***********


Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios,

 no desprecies nuestras súplicas en las necesidades, 

antes bien libranos de todo peligro, oh Virgen gloriosa

 y bendita. Amén.


***** 

 
Obsequio a María: Rezar tres Ave Marías por la 

salvación del mundo.


lunes, 31 de diciembre de 2018

FELIZ AÑO NUEVO 2019



Mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de la Paz 2019, 1 de enero.
 “Paz a esta casa”
Jesús, al enviar a sus discípulos en misión, les dijo: «Cuando entréis en una casa, decid primero: “Paz a esta casa”. Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros» (Lc 10,5-6).
Dar la paz está en el centro de la misión de los discípulos de Cristo. Y este ofrecimiento está dirigido a todos los hombres y mujeres que esperan la paz en medio de las tragedias y la violencia de la historia humana. [1] La “casa” mencionada por Jesús es cada familia, cada comunidad, cada país, cada continente, con sus características propias y con su historia; es sobre todo cada persona, sin distinción ni discriminación. También es nuestra “casa común”: el planeta en el que Dios nos ha colocado para vivir y al que estamos llamados a cuidar con interés.
Por tanto, este es también mi deseo al comienzo del nuevo año: “Paz a esta casa”.
Papa Francisco
_______________________

lunes, 24 de diciembre de 2018

NOCHE BUENA Y NAVIDAD 2018


FELIZ NOCHE BUENA


Y FELIZ NAVIDAD 2018

Encuentro y adoración

-El Señor viene. ¡Recibámoslo con el corazón abierto! (24-12-2013)
- Cristo viene entre nosotros: es el momento adecuado para un encuentro personal con el Señor. (25-12-2013)
-En el rostro del Niño Jesús contemplamos el rostro de Dios. ¡Venid a adorarlo! (30-12-2013)
-No pasemos de largo ante el Niño de Belén. Dejemos que nuestro corazón se conmueva. (10-1-2014)

Navidad es: alegría y paz

-Que la alegría del Evangelio esté siempre en sus corazones, especialmente en este tiempo de Navidad. (27-12-2013)
-Aprendamos del pesebre la alegría y la paz profunda que Jesús viene a traer al mundo. (31-12-2013)
-Con Jesús está la verdadera alegría. (25-12-2014)
-En el Nombre de Jesús podemos demostrar con nuestro testimonio que la paz es posible. (3-1-208)

Navidad es: humildad, ternura, compartir

-Dios no se revela en la fuerza o en el poder, sino en la debilidad y en la fragilidad del recién nacido. (2-1-2014)
-El Niño Jesús revela la ternura del inmenso amor con el que Dios nos rodea a cada uno. (3-1-2014)
-Contemplemos la humildad del Hijo de Dios, que ha nacido pobre. Imitémosle compartiendo con los más débiles. (9-1-2014)
-Dios está enamorado de nosotros. Se hace pequeño para ayudarnos a responder a su amor. (24-12-2015)
-Cuando tienes a Cristo como amigo, tienes alegría, serenidad y felicidad. (25-12-2015)
-El Señor se hace hombre para caminar con nosotros en la vida de cada día. (23-12-2016)
- ¡Cristo ha nacido por nosotros, exultemos en el día de nuestra salvación! (25-12-2016)
-La Navidad tiene sobre todo un sabor de esperanza porque, a pesar de nuestras tinieblas, la luz de Dios resplandece. (27-12-20216)
-Dios, enamorado de nosotros, nos atrae con su ternura, naciendo pobre y frágil en medio de nosotros, como uno más. (28-12-2016)
-Dejémonos tocar por la ternura que salva. Acerquémonos a Dios que se hace cercano, detengámonos a mirar el belén. (29-12-2016)
-Contemplando al Niño Jesús, amor humilde e infinito, digámosle sencillamente: ¡Gracias, porque has hecho todo esto por mí! (24-12-2017)
-En la sencillez del pesebre encontramos y contemplamos la ternura de Dios, manifestada en el Niño Jesús. (2-1-2018)
-Dios se ha hecho Niño para estar más cerca de los hombres de todos los tiempos, demostrándonos su infinita ternura. (4-1-2018)

-Como María, conservemos la luz encendida en Navidad, y llevémosla a todas partes, en la vida cotidiana. (23-1-2014)

Papa Francisco
________________________


domingo, 2 de diciembre de 2018

MARÍA INMACULADA Y ADVIENTO


SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA

Y ADVIENTO

 El adviento es el tiempo de María, que esperó, que confío en la palabra de Dios, que se dejó acampar por El y en quien floreció y alumbró el Salvador del mundo.


¡Ven, Señor Jesús!


 Durante este tiempo del adviento se han de intensificar actitudes fundamentales de la vida cristiana como la espera atenta, la vigilancia constante, la fidelidad obsequiosa en el trabajo, la sensibilidad precisa para descubrir y discernir los signos de los tiempos, como manifestaciones del Dios Salvador, que está viniendo con gloria.


 La esperanza es la virtud del adviento. Y la esperanza es el arte de caminar gritando nuestros deseos:

¡Ven, Señor Jesús!


___________________________